Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Actividades
  3. Cursos y conferencias
  4. Actualidad arqueológica IV
  5. La necrópolis de Baelo Claudia. Muerte y memoria entre dos mares y dos continentes

La necrópolis de Baelo Claudia. Muerte y memoria entre dos mares y dos continentes

Martes, 15 de marzo. Salón de actos, 18:00. Asistencia libre y gratuita hasta completar aforo

Conferencias y cursos

La necrópolis de Baelo Claudia. Muerte y memoria entre dos mares y dos continentes Pulse para ampliar

FERNANDO PRADOS MARTÍNEZ (Universidad de Alicante). HELENA JIMÉNEZ VIALÁS (Universidad de Murcia).

Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz), ubicada en el estrecho de Gibraltar y frente a Tánger, es una de las ciudades hispanorromanas mejor conocidas. Tras más de un siglo de intervenciones arqueológicas, su necrópolis ha sido objeto de un programa sistemático de investigación desde 2012. Por esta razón este proyecto se concentró inicialmente en la reexcavación y estudio del área intervenida entre 1917 y 1921 por Jorge Bonsor y Pierre Paris, que exhumaron un conjunto superior a 1000 tumbas, del que alguna pieza se conserva hoy en el Museo Arqueológico Nacional. Aunque existía mucha documentación de esta actuación, no había una correcta lectura estratigráfica y espacial. El principal resultado fue la recuperación del plano de la necrópolis incorporando tumbas desaparecidas, excavadas o cubiertas por el paso del tiempo, así como las exhumadas en épocas más recientes por la Casa de Velázquez.

En el último lustro, en cambio, se han abierto nuevas zonas, documentando sepulcros inéditos con la metodología actual de excavación, y una vía funeraria, cuyo registro ha sido fundamental para reconstruir el paisaje funerario y establecer la primera secuencia estratigráfica de la necrópolis. Las últimas campañas se han concentrado en la zona inmediata a la puerta oriental, llamada “puerta de Carteia”. Allí se han exhumado dos mausoleos que habían sido derrumbados como consecuencia de uno de los seísmos históricos que afectaron al yacimiento. La fortuna permitió recuperar un magnífico conjunto de elementos arquitectónicos y decorativos y una inscripción con letras de bronce conservada completa.

La investigación arqueológica está permitiendo reconocer a la sociedad que dio forma a esta ciudad abierta y portuaria, cuya personalidad se reflejó en la necrópolis, donde se conjugan manifestaciones religiosas y simbólicas originales. Y es que no cabe duda de que la muerte, la forma de afrontarla y el culto a la memoria son probablemente los mejores indicadores culturales. Baelo Claudia, entre Europa y África, crisol de gentes e identidades habrá de ser, gracias a su estudio y divulgación, un ejemplo de integración para el mundo actual. Un cúmulo de experiencias recuperadas desde el pasado, vigentes en el presente y claves para el futuro.

Subir

Esta web utiliza cookies propias para facilitar la navegación y cookies de terceros para obtener estadísticas de uso y satisfacción.

Puede obtener más información en el apartado "Cookies" de nuestro aviso legal.

AceptarRechazar