Campaña 1944-45

Las campañas de los veranos de 1944 y 1945 estuvieron dirigidas nominalmente por Julio Martínez Santa-Olalla, aunque la dirección sobre el terreno corrió a cargo de Eduardo del Val Caturla, asistido por Carlos Posac Mon en 1944 y por José Antonio Sopranis Salto en 1945. Proporcionan el mayor volumen de información.

Los trabajos en La Bastida se centraron en un área de casi 1800 metros cuadrados al pie de la ladera suroriental del cerro, y permitieron sacar a la luz restos de 21 "departamentos”, de perímetro trapezoidal-rectangular o absidal, cuyo estado de conservación era muy heterogéneo. Además se localizaron 102 tumbas, la mayoría en urna y otras en cista o fosa, de las que no siempre se dispone de fotografía.