Milán

 

Más de la mitad de las ciento siete postales de Milán muestran parte de los ricos fondos de pintura y dibujo que se conservan en las Pinacotecas Brera, Ambrosiana y Museo Poldi Pezzoli.

El resto, son vistas de distintos monumentos de la ciudad como la catedral, la Galería Vittorio Emanuele II, la Arena cívica, el Arco de la Paz, los pórticos medievales de la Vía dei Mercanti o la plazas Cordusio y de la Scala.

Las azuladas vistas del Castillo Sforzesco, de la Calcocromía I.G.D.A. de Novara, son ejemplo de un frecuente efecto artístico que pretendía emular la luz misteriosa y fría del anochecer, y que se utilizó en las fototipias en los años anteriores a la 2ª Guerra Mundial.

Otras imágenes están viradas al sepia, de la casa Arti Grafiche Bertarelli, y excepcionalmente algunas de pinturas son postales en color, de la milanesa Eliotipia Roberto Hoesch. Además, se encuentran representadas otras empresas gráficas de la zona como Cesare Capello, Alberto Traldi, Edizione Zuecca, E. Songia o el Istituto Italiano d´ Arti de Novara. 

Especial interés tienen las vistas del exterior de la Basílica de San Ambrosio, puesto que los bombardeos de 1943 sobre Milán destruyeron para siempre parte del pórtico que, en su estado original, se aprecia aún en las postales.