Cuadernos de campo

Louis y Henri Siret marcaron al capataz de sus excavaciones, Pedro Flores, las pautas de trabajo y esto aparece reflejado en los Cuadernos de Campo o Diarios de Excavaciones que Flores redactó con los hallazgos que hacía, ya fuera escribiendo él mismo las anotaciones o a través de sus hijos, que copiaban sus palabras al dictado.

Villaricos

El Argar

El Oficio

Cuadernos sueltos

Numeración romana

Numeración árabe

Físicamente este conjunto está compuesto por más de 100 cuadernos, algunos encuadernados en cartón y otros en hule, la mayoría con las hojas cosidas o grapadas por el lomo de la agenda y con papel cuadriculado o líneas horizontales pautadas y margen en color rojo. En ocasiones se adjuntan en los cuadernos hojas sueltas con anotaciones y dibujos que completan la información.

A pesar del tiempo transcurrido, la mayoría de estos pequeños cuadernos, que no suelen superar los 11 x 16 cm., se encuentran en buen estado, siendo pocos los ejemplares desencuadernados. En la portada de la mayoría de ellos fue adherida o manuscrita una nota con el índice del contenido de la agenda, texto que, probablemente, añadía posteriormente Louis Siret una vez que revisaba el cuaderno remitido por Pedro Flores.

Los cuadernos pueden dividirse en varios grupos diferenciados y en ellos Pedro Flores siempre desarrolla un mismo esquema: ubicación de la sepultura, descripción de la estructura y del ajuar, número aproximado de individuos enterrados y, en la mayoría de las ocasiones, desarrollo de un dibujo esquemático de planta y con las piezas.