Cuadernos de campo de Villaricos

Los cuadernos de Villaricos fueron redactados por Pedro Flores entre enero 1890 y junio de 1914. Forman este grupo documental cuadernos de formato similar en tamaño con noticias sobre las sepulturas de Villaricos numeradas de la 1 a la 1842. Flores escribió tanto en la portada como en la primera página una indicación de la ubicación y la fecha en que comienza a utilizarlo. Siret añadió posteriormente anotaciones que a veces se superponen a la escritura de Flores, la cual debía estar entonces ya prácticamente perdida. En estos cuadernos se condensa la información y los textos se acompañan de miniaturas intercaladas sobre algunos objetos de los recuperados en la sepultura descrita.

Pedro Flores siempre desarrolla en los cuadernos un mismo esquema: ubicación de la sepultura, descripción de la estructura y del ajuar, número aproximado de individuos enterrados y, en la mayoría de las ocasiones, desarrollo de un dibujo esquemático de planta y con las piezas.

En relación con estos cuadernos de Flores pero redactados por Louis Siret, encontramos tres cuadernos. El cuaderno “Villaricos”, de mayo de 1911, recoge sólo datos de ese yacimiento, con dibujos de cortes estratigráficos y bocetos de tumbas. En el segundo, “Mojácar Villaricos”, hay información también de Loma del Campo, Loma de Belmonte, Cuartillas y otros yacimientos prehistóricos del término de Mojácar. Por último un cuaderno, en origen de anillas, titulado “Cascarones de Huevos de Avestruz” con una ficha por cada una de las sepulturas donde aparecieron huevos de avestruz, en las que Siret anota el número de tumba y dibuja un boceto de ésta con la situación del ajuar hallado. En la zona derecha de la ficha, dibuja los huevos de esa sepultura, reflejando su decoración.