Dineros de Carlomagno acuñados en la Marca Hispánica

(Inv. 2014/121/1 y 2014/122/1)

Plata
Gerona y Barcelona, hacia 793-814

 

Dineros de Carlomagno

Estos dos pequeños dineros acuñados por Carlomagno (768-814) son las primeras emisiones cristianas de la Península Ibérica en la Edad Media.

El reino franco, convertido por Carlomagno en un imperio en expansión, contraatacó el avance islámico adentrándose en el antiguo reino visigodo. El territorio conquistado se conoció con el nombre de Marca Hispánica –“marca” equivale a “frontera”- y, aunque llegó a constituir una franja a lo largo de la cara sur de los Pirineos, designa sobre todo al área norte de Cataluña, organizada desde entonces en unidades administrativas llamadas condados.

Dineros de Carlomagno

Desde la desaparición del reino visigodo, la única moneda acuñada en la Península había sido la islámica. Con la incorporación de la Marca Hispánica a la monarquía carolingia, las ciudades de Barcelona, Gerona, Ampurias y Rosas se convirtieron en las primeras en acuñar monedas con tipos cristianos. El resto de nacientes reinos aún tardó más de dos siglos en producir moneda propia.Estas emisiones se insertan en el sistema carolingio, basado en el dinero de plata. Llevan el nombre y el monograma de Carlomagno, compuesto por las letras KRLS, el mismo que utilizaba para sellar los documentos reales.

Las monedas se han adquirido por oferta de venta directa de la casa de subastas Áureo y Calicó. Son piezas muy escasas y significativas para el conocimiento de este período histórico, lo que hace aún más importante que permanezcan en instituciones públicas. El dinero de Barcelona ha sido depositado temporalmente en el MNAC para ser exhibido en sus salas de Numismática, dentro de la colaboración institucional que mantienen nuestros dos museos y en concreto el Departamento de Numismática y Medallística y el Gabinet Numismàtic de Catalunya.