Pedestal honorífico romano

Pedestal honorífico romano

Inv. 2014/107/1

 

Mármol
Altura: 81,5; anch 50,5 cm, prof. 29 am
Procedencia: Denia, Alicante.
Siglo II.

 

El pedestal de forma de rectangular presenta una inscripción enmarcada con una doble moldura. El texto grabado ocupa toda la cara principal de la pieza y su contenido se desarrolla en nueve líneas. Está realizado con letra capital cuadrada de entre 6,5 y 5,5 cm. de altura y las palabras se separan mediante interpunciones triangulares.

Transcripción:

L(ucio) VALERIO
L(uci).F(ilio). GAL(eria)
PROPINQUO
FLAMINI
P(rovinciae).H(ispaniae).C(iterioris)
BAEBI.IVSTVS
ET.CALPVRNIA
NVS.AMICO
OPTIMO

Traducción:

Bebio Justo y Bebio Calpurniano, dedican este monumento a su excelente amigo Lucio Valerio Propincuo, hijo de Lucio de la tribu Galeria y Flamen de la provincia de la Hispania Citerior.

Como miembro de una de las familias de la élite municipal, Lucio Valerio Propinquo ocupó todas las magistraturas ciudadanas, entre las que probablemente se incluye el flaminado local que ejerció en Denia para pasar después a Tarraco, ciudad en la que desempeñó el flaminado provincial, ejerció de sacerdote dedicado a una única e importante divinidad, tal vez Júpiter. Su papel destacado en la ciudad de Dianium queda probado por el número de inscripciones dedicadas a él y por su relación con todas aquellas personas que le dedican estos monumentos.

Respecto a los dedicantes de este pedestal Baebius Iustus y Baebius Calpurnianus, sabemos que estos dos personajes pertenecieron a la poderosa gens de los Baebii, muchos de los cuales vivían en la ciudad de Saguntum. Este pedestal con su inscripción y la escultura que iba sobre él, era considerado monumento y expuesto en un lugar público. Con ello el homenajeado adquiere presencia pública y notoria, pero también la tienen los hermanos dedicantes que se manifiestan amigos del sacerdote de la Hispania Citerior Lucius Valerius Propinquus, que ejerció este cargo entre los años 120 y 180.

Este pedestal perteneció a la colección del Marqués de Casa Loring, unida al Museo Arqueológico Nacional desde 1897, pues en ese año se adquirieron las leyes romanas de bronce de Osuna III, Osuna IV y Osuna V, la Lex Malacitana, la Salpensana, y el bronce jurídico de Bonanza. A estas seis magníficas piezas, que forman parte de la colección estable del Museo y siempre estuvieron expuestas, vino a unirse en el año 2004 la escultura romana de mármol de la musa Urania. Esta excepcional representación de Urania se hallaba, desde su descubrimiento en Málaga en el año 1870, en la finca La Concepción que poseían en ésta ciudad Jorge Enrique Loring Oyarzábal y Amalia Heredia Livermore, sobrina de marqués de Salamanca y por cuya influencia crearon en su casa el conocido como museo Loringiano en 1851.