Virgen con niño gótica

Virgen con Niño gótica 

Departamento de Antigüedades Medievales

 

Materia:Madera. Pintura
Técnica: Talla. Policromado
Dimensiones: Grosor = 30,5 cm; Ancho = 49,5 cm; Alto = 112 cm
Contexto cultural: Gótico (Arte de la Edad Media)
Datación: 1270-1300 (Último tercio del siglo XIII)

 

Talla de madera policromada que representa a la Virgen sentada en trono con Jesús sentado sobre su pierna izquierda, representando el modelo iconográfico de la "Sedes Sapientiae" o "Trono de la Sabiduría". Aunque la pieza se conserva completa, a la figura de la Virgen le falta la corona, que originalmente sería también de madera policromada (tal y como muestran otras piezas del mismo grupo), siendo seguramente rebajada en época posterior, para sustituirla por otra de metal.

Con amplia difusión en la imaginería mariana desde el siglo XII, este tipo de representación sufre a lo largo de la segunda mitad del siglo XIII una serie de cambios que derivan de la escultura monumental en piedra, especialmente a partir de las innovaciones del maestro de la portada del Sarmental de la catedral de Burgos. Tanto en el noreste de Burgos, como en la Rioja, Álava y especialmente en Navarra, este modelo es acogido y difundido, siendo trasladado a la madera, considerándose que a finales del siglo XIII, se establecen unas características tipológicas y decorativas propias, constituyendo el llamado "Grupo A" dentro del "Tipo vasco-navarro-riojano" (Fernández-Ladreda, Imaginería medieval mariana en Navarra, Pamplona, 1989). Es en la zona sur de Navarra donde se elaboran las tallas consideradas más perfectas de este grupo de piezas.

Entre los principales paralelos conocidos para la presente talla, encontramos especialmente el ejemplar conservado en The Cloisters del Metropolitan Museum de Nueva York (nº 53.67), de hacia 1280-1300, o el de De Young Museum de San Francisco, así como diversas de las tallas conservadas en Navarra, tales como las de las iglesias Santa María de los Arcos (hacia 1270), de la Asunción de Miranda de Arga (hacia 1263), Santa María de Fitero (hacia 1285), San Andrés de Arizaleta y Santa María de Berbinzana (último tercio del siglo XIII) (Fernández-Ladreda, Imaginería medieval mariana en Navarra, Pamplona, 1989).