Proyecto de excavación y restauración del yacimiento arqueológico de Oxirrinco (El-Bahnasa), Egipto

 

El Próximo domingo 18 de marzo de 2018, la Universidad de Barcelona, inicia una nueva campaña de excavación en el yacimiento arqueológico de Oxirrinco (El-Banhasa), Egipto, que finalizará el 10 de marzo. Esta campaña será algo más corta de lo habitual, pero habrá una segunda fase en el próximo otoño.

Como miembro de esta Misión Arqueológica, la Dra. Esther Pons Mellado, Conservadora del Dpto. de Antigüedades egipcias y Oriente Próximo, formará parte de dicha campaña.

 

Esfinge de finales periodo Saita

El Yacimiento Arqueológico de Oxirrinco (El-Bahnasa), Egipto, la antigüedad Per-Medjed, está situado a 190 km. al sur de El Cairo. Fue la capital del Nomo XIX entre la Dinastía XXIV-XXVI, y su importancia vino determinada en gran medida por su emplazamiento geográfico, que lo situaba en una de las principales vías de acceso a los oasis del desierto occidental, y por las ventajas de un puerto fluvial en el Bahr Yusef, un brazo del Nilo.

Desde 1992, una Misión Arqueológica de la Universidad de Barcelona, bajo la dirección del Dr. Josep Padró, está llevando a cabo un trabajo sistemático de excavación y restauración de dicho yacimiento, así como de investigación y publicación de sus hallazgos.

Este Yacimiento, uno de los cinco más grandes de Egipto, tiene tres áreas bien diferenciadas.

La primera, denominada Necrópolis Alta, abarca un amplio marco cronológico que va desde el Período Saíta con tumbas construidas con grandes bloques de piedra, entre las que cabe destacar la tumba 1 y 14, y en cuyo interior se han hallado sarcófagos de piedra epigráficos y anepigráficos, diversas momias e importante ajuar funerario asociado a éstas (ushebtis, recipientes cerámicos, amuletos, escarabeos, etc.), pasando por el periodo Ptolemaico-Romano, con tumbas similares a las del periodo anterior, pero con bloques de piedra más pequeños, y algunas de ellas con pinturas y relieves en sus muros, que han proporcionado gran número de momias, con o sin cartonajes y con interesante ajuar funerario asociado a éstas, que evidencian un claro sincretismo entre el mundo egipcio y el romano (láminas de oro sobre la lengua, recipientes cerámicos, lucernas, botellas de vidrio, lucernas, etc.), y finalizando en el Periodo Cristiano-Bizantino con fosas excavadas en la tierra con un solo individuo en su interior y sin apenas ajuar funerario. En la campaña de 2012 se halló, en la zona de las tumbas de época Ptolemacio-Romana, un depósito votivo, que a lo largo de tres campañas ha dado casi 7000 peces oxirrinco, de tamaño muy diverso, y la mitad de ellos momificados y envueltos en vendas de tela y esparto, fechados entre el periodo Post-Saíta y el Periodo Romano.

Osireion

La segunda, corresponde a la zona donde se encuentre el Osireion, Templo subterráneo de época Ptolemaica consagrado al dios Osiris. Dicho templo consta  principalmente de una gran sala central donde se halló una estatua yacente de Osiris de piedra de casi 4m de altura, y dos galerías, una de ellas con más de 60 nichos con inscripciones, en donde se ha hallado abundante y rico material asociado a dicha divinidad (cajas, bolas, panes, conos, pequeñas esculturas, amuletos, etc).

Y finalmente, la tercera, en donde hay una monumental construcción de piedra Cristiano-Bizantina, con una larga avenida de grandes losas, numerosas basas de columnas, fustes y capiteles corintios, y una enorme cripta subterránea con textos y decoración pintada (imágenes de orantes y arcángeles, y motivos vegetales, florales y geométricos), así como otra edificación del mismo periodo, de carácter religioso, pero de tamaño más reducido. En ambos casos no han finalizado los trabajos de excavación.

 

Publicaciones y eventos relacionados