Lapis specularis. Las minas de cristal del Imperio romano


Conferencia de María José Bernárdez Gómez y Juan Carlos Guisado di Monti (Arqueólogos)

Museo Histórico Minero D. Felipe de Borbón – Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía (Madrid) - Universidad Politécnica de Madrid

 

Jueves, 13 de junio
Sala de conferencias, 19:00
Asistencia libre y gratuita

 

Lapis specularis

El lapis specularis o yeso especular es un mineral que fue explotado en época romana para múltiples usos y utilidades. Se trata de un sulfato cálcico dihidratado (CaSO4·2H2O), que geológicamente aparece formando cristales de gran tamaño, con una excepcional transparencia, y que pueden ser fácilmente separados en láminas. Su aplicación más valorada sería, sobre todo, como acristalamiento de ventanales y vanos haciendo las veces de nuestro vidrio moderno. Otros usos de este mineral, derivaban de su empleo para la realización de estucos, molduras, y enlucidos, a partir de la obtención de yesos y escayolas de alta calidad, una vez que el mineral cristalino era sometido a deshidratación y molido.

La minería romana del lapis specularis jugaría en los inicios del Imperio, durante el siglo I y comienzos del siglo II d. C., un papel destacado entre los materiales lapídeos demandados e incorporados en los programas arquitectónicos puestos en marcha, sobre todo en las ciudades, especialmente por la necesidad de amplios ventanales que dejasen pasar la luz y el sol, permitiendo igualmente la visión exterior y asegurando el confort climático. Es en esta coyuntura, donde el yeso especular se hizo sitio como uno de los mejores materiales que cumplía con las características requeridas y, en donde las minas de cristal de Hispania, de mayor producción, y con un mineral de más calidad y transparencia que los de otras zonas, se impondrían en los mercados haciendo de este recurso un producto versátil e imprescindible en muchas de sus aplicaciones.

En la actualidad, el registro arqueológico de estos minados y yacimientos históricos, además de en España (con explotaciones mineras romanas de este mineral en las provincias de Cuenca, Toledo y Almería), se documenta en Italia en la región de Bolonia-Ravena y en Sicilia, así como en Chipre, en la Capadocia turca y en Túnez en las inmediaciones del oasis de As Shabikah. Con todo, las minas hispanas serían las más importantes y principales del Imperio Romano.

La investigación de la minería romana del lapis specularis se viene desarrollando ya desde hace más de dos décadas por un equipo multidisciplinar, con carácter internacional en los últimos años, en que, junto a los Arqueólogos del proyecto que estudian las minas, participan Geólogos, Ingenieros de Minas, Cristalógrafos y otros profesionales de diversas disciplinas que garantizan una correcta intervención científica en las mismas. Así, junto al estudio arqueológico de los minados de época romana, se llevan a cabo diversas actuaciones y trabajos que comprenden, desde la identificación analítica de la procedencia mineralógica de las piezas de lapis specularis encontradas en contextos arqueológicos de yacimientos como Pompeya o Herculano, hasta la puesta en valor de las zonas mineras como recursos culturales y de difusión para la ciudadanía, como minas turísticas visitables.

Conferencia relacionada con la exposición temporal "Miguel Ángel Blanco. Lapis specularis. La luz bajo tierra"  Link externo

10 de abril-23 junio 2019