Plástica romana

    

En esta época, la exposición se destinaba a un público erudito, por lo que la presencia de algunas maquetas como la del Coliseo de Roma no se debe interpretar como un gesto de democratización o divulgativo sino como complemento al discurso culto.