Biografías      

Casto María del Rivero y Sáinz de Baranda

Director de 20 de febrero de 1937 a 15 de julio de 1937

 

Casto Mª del Rivero y Sáinz de Baranda (Madrid, 18 de octubre de 1873 – Puebla de Montalbán, Toledo, 8 de septiembre de 1961) obtuvo la Licenciatura de Filosofía y Letras (Sección Historia) y el Doctorado por la Universidad Central. En 1892 logró el título de Archivero, Bibliotecario y Anticuario de la Escuela Superior de Diplomática y entró en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos en 1904, ingresando en la Sección de Numismática y Glíptica del Museo Arqueológico Nacional en 1916, de la que fue Jefe desde 1930.

La documentación de 1934 lo sitúa como subdirector del museo, puesto que ocupaba en el momento que comenzó la Guerra Civil. Fue esta razón la que hizo que, siguiendo la Orden Ministerial de 20 de febrero de 1937 por la que se produjo la jubilación forzosa de Francisco Álvarez-Ossorio, se le entregara la dirección del museo con la presencia de Felipe Mateu Llopis como Secretario Accidental.

En ese momento, el museo se encontraba con todas sus colecciones embaladas, salvo las reproducciones que formaban parte de la arquitectura del edificio, y protegidas en la Sala Egipcia dentro de un andamiaje de madera de dos pisos. Además, era una de las sedes de la Junta Delegada de Incautación, Protección y Salvamento del Tesoro Artístico y receptor, como edificio-almacén o depósito, de las piezas que por su valor eran traídas desde distintos lugares y depósitos secundarios.

Por Orden Ministerial de 15 de junio de 1937 pasó a la situación de jubilación forzosa, reincorporándose como conservador del museo en 1938. El Patronato del museo aprobó su nombramiento como vocal del mismo en 1940.

Después de su jubilación, por haber llegado a la edad reglamentaria en 1943, fue nombrado conservador honorario reconociendo así el trabajo realizado durante sus años de carrera, tanto en el Museo de Reproducciones Artísticas como en el Museo Arqueológico Nacional.