Biografías      

Antonio García Gutiérrez

Director de 10 de mayo de 1872 a 4 de enero de 1884

Antonio Gargía Gutierrez

 

Antonio García Gutiérrez (Chiclana, Cádiz, 5 de julio de 1813 – Madrid, 26 de agosto de 1884), autor de El Trovador, fue uno de los escritores dramáticos más famosos de su tiempo. Nombrado director del Museo Arqueológico Nacional por Real Decreto de 10 de mayo de 1872, con él comienza lo que se ha venido a denominar el “periodo de consolidación” del Museo, que abarcaría de 1872 a 1892.

Durante esta etapa, destaca la llegada de grandes colecciones particulares, como la del marqués de Salamanca, fundamentalmente de antigüedades clásicas adquiridas en Italia, o la compra de la colección egipcia de Víctor Abargues. También ingresa, procedente del Cerro de los Santos (Albacete), un conjunto arqueológico en el que destacan las esculturas y cuya investigación supondrá el inicio del estudio del mundo ibérico. Esta nueva cultura se mostraría al mundo en la Exposición Universal de Viena de 1873, en la que el Museo presentó algunos vaciados de estas esculturas.

García Gutiérrez auspicia las publicaciones de los fondos, viendo la luz la primera guía del Museo, la Noticia Histórico-Descriptiva del Museo Arqueológico Nacional de 1876, en la que además de recogerse la inédita historia de la institución, se expone el resultado de la clasificación de los fondos establecida por Rada y Delgado. Esta primera guía quiso ser un paso previo a la publicación detallada de los catálogos de cada una de las secciones, aunque sólo vería la luz el Catálogo del Museo Arqueológico Nacional. Sección Primera. Tomo I, en 1883, dedicado a las colecciones de Prehistoria y Edad Antigua. También se publican en su época los once volúmenes (1872-1880) del Museo Español de Antigüedades.

Los problemas de salud harán que se sucedan las ausencias en sus últimos años en el Museo, quedando los asuntos en manos de Francisco Bermúdez de Sotomayor, quien será el siguiente director tras el paso a Jefe Superior del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Anticuarios de García Gutiérrez, por Real Decreto de 4 de enero de 1884.