Biografías      

Rodrigo Amador de los Ríos y Fernández-Villalta

Director de enero de 1911 a 3 de marzo de 1916

Rodrigo Amador de los Ríos

 

Rodrigo Amador de los Ríos y Fernández Villalta (Madrid, 3 de marzo de 1849 - Madrid, 13 de mayo de 1917). Doctor en Filosofía y Letras, obtuvo la licenciatura de Derecho en la Universidad Central de Madrid y estudió en la Escuela Superior de Diplomática, ingresando posteriormente en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. Entró al Museo Arqueológico Nacional como Ayudante en 1868 y fue nombrado director del mismo en 1911.

Durante su dirección, las constantes necesidades de mejora del edificio motivaron la creación de la Junta de Obras del Palacio de la Biblioteca y Museos Nacionales. Con las reformas, la Sección de Etnografía fue la más perjudicada. La entrega de un local al Archivo Histórico Nacional dejó sin lugar de exposición a las colecciones postcolombinas, a lo que se sumó la cesión de otro espacio a la Junta de Iconografía Nacional.

Con las gestiones para el ingreso e instalación de parte de la colección donada por el marqués de Cerralbo, las salas de India y Persia, China y Japón y Oceanía vieron modificada su estructura y las de Extremo Oriente cedieron su espacio pasando a ocupar dos locales antes destinados a oficinas.

Respecto al ingreso de fondos, José Ramón Mélida recuerda estos años en la publicación Adquisiciones del Museo Arqueológico Nacional en 1916: “En el tiempo que desempeñó la dirección del Museo aumentó sus colecciones con 2.786 objetos, de los cuales 643 ingresaron por donaciones y los restantes por adquisiciones hechas con los escasos fondos del establecimiento o directamente por el Estado…”. La colección de Antonio Vives Escudero, las piezas procedentes de Itálica, Clunia y Tiermes, o de la necrópolis de Gormaz, destacan entre los ingresos de estos años, junto a la compra hecha a Tomás Román Pulido de más de 250 exvotos ibéricos, fíbulas, cerámica romana y piezas árabes.

Continuó el contacto con otras instituciones, sumándose el museo a celebraciones como la Exposición Universal de Roma de 1911, en la que participó con el envío de monedas, medallas y reproducciones de piezas, o la Exposición de Lencería y Encajes Antiguos Españoles organizada por la Sociedad de Amigos del Arte en 1915.

Tras seis años al frente del Museo Arqueológico Nacional, Amador de los Ríos fue nombrado director del Museo de Reproducciones Artísticas hasta su fallecimiento el día 13 de mayo de 1917.