Luis Javier Balmaseda Muncharaz

(Puebla de Montalbán -Toledo-, 1941 -    )

 

Licenciado en Teología por la Universidad Pontificia de Comillas (Santander) (1964), y en Filosofía y Letras en la Complutense, tanto por la sección de Historia Antigua (1975) como por la de Historia del Arte (1979), se doctoró en Historia (1999), con la tesis Arte ornamental arquitectónico visigodo en la provincia de Toledo.
Ligado al MAN desde 1975, cuando realizó simultáneamente las prácticas reglamentarias de Museos, -precatalogando la recién llegada colección Santa-Olalla-, y trabajó contratado como Asimilado a Conservador en el conocido como “montaje de Almagro” de las antiguas salas de Prehistoria, entre 1976 y 1978, permaneció en el Museo como becario del CSIC para investigar en Mitología clásica, siendo secretario del Comité Español del Lexicon Iconographicum Mythologiae Classicae, y publicando varias voces con Ricardo Olmos.
En 1979 ingresó por oposición en el Cuerpo de Profesores Agregados de Bachillerato del que pidió la excedencia en 1982 para incorporarse a la plaza obtenida tras haber aprobado las oposiciones al Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos en 1980. En 1982 se incorporó al Museo Provincial de Palencia, que dirigió en comisión de servicios hasta 1984, cuando ganó, por concurso de méritos, la plaza de Director del Museo de Bellas Artes de Granada, el Museo de la Casa de los Tiros y el Museo de Arte Contemporáneo. En 1990 volverá al MAN como Jefe de la Sección de Arqueología Paleocristiana y Visigoda del Dpto. de Antigüedades Medievales.
Persona de vasta cultura, que ha sabido aplicar con modestia y generosidad en su larga trayectoria en el Museo, destacan sus trabajos sobre piezas paleocristianas y visigodas, siendo una autoridad en todo lo referente al Tesoro de Guarrazar. Junto a Isabel Arias, ha formado parte y coordinado al equipo interdisciplinar que estudió las piezas en el MAN procedentes de las excavaciones de Camps y Navascués en Castiltierra (Segovia), y cuyo resultado se publicó en sendos volúmenes sobre los materiales (2016), y diversos estudios sobre la necrópolis visigoda (2018).
Participó activamente hasta su jubilación (2010) en la elaboración del Plan Museológico de la reforma del MAN, inaugurada en 2014, sobre todo con aportaciones novedosas en arqueología de la tardoantigüedad.

Concha Papí, Ruth Maicas e Isabel Arias