Luis Caballero Zoreda

(Madrid 7 de enero de 1946 -    )

 

Cursa sus estudios universitarios en Filosofía y Letras, sección de Geografía e Historia, en la Universidad Complutense de Madrid, licenciándose en 1967. Desde 1966 participa en las excavaciones dirigidas por Martín Almagro Basch, como las de Ampurias (Gerona) y en diversas misiones arqueológicas en el extranjero como las de Jordania (Qusayr’Amra) en 1974 y Egipto en 1979-1980.
En 1971 entra a formar parte del Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos, tomando posesión de su plaza en el MAN. Entre 1971 y 1989 forma parte de esta institución como Jefe de la Sección de Arqueología Romana y Visigoda y Jefe del Departamento de Arqueología Clásica. Ocupa también el cargo de Secretario entre 1971 y 1979 y de Subdirector entre 1979 y 1982.
En esos años lleva también a cabo su Tesis Doctoral sobre la iglesia de Santa María de Melque (Toledo), obteniendo el título de Doctor en Historia y Geografía por la Facultad de Historia y Geografía de la Universidad Complutense en 1977.
En los mismos años 70 del siglo XX su actividad arqueológica se centra igualmente en diversos yacimientos madrileños como los de Cancho del Confesionario y Navalvillar, así como en las iglesias mudéjares de Valdilecha y Pezuela de las Torres, siendo trasladados al MAN los materiales arqueológicos recuperados en esas campañas. En la siguiente década, esta actividad continúa gracias a las excavaciones de Valdetorres del Jarama y Getafe. Fuera de Madrid son importantes sus excavaciones en Extremadura, especialmente en Casa Herrera (Badajoz) junto a Thilo Ulbert en los años 70, y en los 80 en Alcuéscar (Cáceres) y Matallana (Cáceres).
En febrero de 1989 deja el MAN, para pasar al CSIC como Investigador científico, donde permanece hasta su jubilación en 2016, en el Centro de Estudios Históricos (CCHS, CSIC).
En estas décadas desarrolla sus actividades en el campo de la arqueología de la arquitectura, con un riguroso método de lectura de paramentos, desarrollando también la escasamente aceptada teoría de considerar las iglesias datadas en el periodo visigodo (Quintanilla de las Viñas, San Pedro de la Nave, etc.) como de época posterior, considerándolas deudoras de la influencia omeya y, por tanto, de cronología altomedieval (siglos VIII-X).
Fruto de sus intereses científicos centrados en la Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media, desde el año 2000 coordina junto con Pedro Mateos la serie de reuniones Visigodos y Omeyas, publicadas por el CISC en Anejos de Archivo Español de Arqueología. Junto con Agustín Azcarate es también investigador responsable de la unidad GATMAA (Grupo de Arqueología Tardoantigua y Medieval. Arqueología de la Arquitectura), asociada la Universidad del País Vasco y al CSIC.
Autor de numerosas publicaciones y organizador de reuniones científicas de ámbito nacional e internacional, ha dirigido diversos proyectos de investigación, tesis doctorales, excavaciones y análisis arqueológicos y arquitectónicos, colaborando también en su restauración y musealización.

Sergio Vidal Álvarez