Isabel de Ceballos Escalera y Contreras

(Segovia, 29 de mayo de 1919 – Madrid, 29 de marzo de 1990)

 

Se licencia en 1943 en Historia en la Universidad Central de Madrid. Funcionaria interina desde 1942, fue nombrada Conservadora del Cuerpo Facultativo de Archivos, Bibliotecas y Arqueólogos en 1944, año en que realiza las prácticas en el MAN junto a Octavio Gil Farrés y M.ª Luisa Oliveros, redactando documentos administrativos, ayudando en trabajos de restauración y en los de la instalación del Patio Romano que se estaba llevando a cabo en esas fechas.
Como Conservadora, tuvo numerosos destinos (Museo Cerralbo, 09-1944/02-1945; Museo Arqueológico de Murcia, donde fue Directora, 03-1945/01-1946; Museo del Prado, 11-1971/1974; y Museo Nacional de Artes Decorativas, 1974-1989, que también dirigió (1983).
Formó parte del Museo Arqueológico Nacional entre febrero de 1946 (O. M. 16-01-1946) y noviembre de 1971, trabajando en la Sección Segunda, sobre todo con la cerámica, especialmente la de reflejo metálico, de la que realiza su catalogación. En 1952, junto a María Braña viaja a Puente del Arzobispo a ver las excavaciones con restos de cerámicas y hornos antiguos, así como alfares en activo de cerámica vidriada para estudiar el método de fabricación de loza. En este mismo año, Navascués la propone –y es aceptada- como miembro correspondiente de la Académie Internationale de la Céramique formando parte del Congreso que tendrá lugar en Cannes en junio de 1955.
Compagina sus funciones en el MAN con la dirección del Museo Histórico de la Administración Española, creado en el Centro de Formación y Perfeccionamiento de Funcionarios de Alcalá de Henares (1961-1989) donde también fue profesora, y se hizo cargo del Museo Especial “Casa de Cervantes”.
Amplió sus estudios en el extranjero, destacando su estancia en la Academia Española de Bellas Artes en Roma (1953); participó en numerosas campañas arqueológicas, como las de la Necrópolis visigoda del Duratón (Segovia) y Complutum.
Cesa en el MAN el 16 de noviembre de 1971 por traslado al Museo del Prado.

Concha Papí Rodes