Manuel Pérez-Villamil y García

(Sigüenza, 6 de octubre de 1846 - Madrid, 11 de diciembre de 1917)

 

Historiador, escritor y periodista, realizó sus primeros estudios entre Sigüenza y Guadalajara e ingresó en la Universidad Central de Madrid, donde curso Derecho y Filosofía y Letras entre 1864 y 1870.
Aunque comenzó su vida laboral como abogado, pronto comenzó a prepararse en la Escuela de Diplomática, ingresando en el CFABA el 20 de febrero de 1886. El 3 de marzo tomó posesión de su plaza en el Museo Arqueológico Nacional, comenzando su trabajo en la Sección de Edades Media y Moderna, donde destacó como estudioso de la cerámica y por la redacción de cédulas de los bronces visigóticos.
Llegó a ser jefe de la citada sección y subdirector del museo, donde cesó el año 1916 por jubilación. Trabajó también como Inspector de Antigüedades en León y Palencia y fue vocal de la Comisión de las excavaciones de Numancia en 1914 y de las realizadas en Coria.
Por Real Decreto de 24 de junio de 1892 se le encomendó la formación del Catálogo General de Monumentos Históricos y Artísticos de España. En 1904 ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y tres años después en la Real Academia de la Historia, de la que era correspondiente desde 1875. Colaboró con diversos artículos en el Boletín de la RAH y en la Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos.
Continuó el trabajo comenzado por Juan Catalina García López y se encargó de la publicación del tercer volumen de las Relaciones Topográficas de Guadalajara, informando también a la RAH sobre los monumentos de esa provincia, como hizo con el Palacio del Infantado y la Capilla de San Luis de Lucena.
Como periodista, fue director de La Ilustración Católica entre 1879 y 1887 y participó en varias publicaciones, entre ellas la Revista Católica de España, La Ciencia Cristiana y La Época. Fue traductor de varias obras en latín, italiano y francés y colaboró con las editoriales de Bonnet, en París, y del Amo, en Madrid.

Aurora Ladero Galán