Juan Zozaya Stabel-Hansen

(Bogotá -Colombia-, 16 de agosto de 1939 - Ciudad Real, 17 de enero de 2017)

 

Juan Zozaya Stabel-Hansen

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Central de Madrid (1965). Doctor en Historia (1990) con una tesis sobre Tipología de los candiles de piquera en cerámica, en Al-Andalus.
Perteneciente al Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos, fue Director del Museo Numantino de Soria (1969-1972) y se trasladó al Museo Arqueológico Nacional (MAN), del que es nombrado Subdirector en el período de 1986-1999. Pasa más tarde al Museo de América con el cargo de Subdirector hasta su jubilación (1999-2005).
Experto investigador de la arqueología y arte islámicos y, especialmente, en el andalusí, fue uno de los principales propulsores de la arqueología medieval en España. Cofundador y Presidente de la Asociación Española de Arqueología Medieval, Director del Boletín de Arqueología Medieval, hasta noviembre de 2016 y promotor de los Congresos de Arqueología Medieval Española. Sus estudios principales se centran en una doble temática: las fortificaciones andalusíes y los objetos cerámicos; pero además investigó las influencias recibidas y ejercidas por esta cultura hispana, su comercio, artículos de lujo y talleres, instrumentos científicos, y otras cuestiones. Participó en los Congresos Internacionales de Cerámica en el Mediterráneo, y organizó el VIII, que tuvo lugar en Ciudad Real y Almagro en 2006.
Numerosas fueron las excavaciones que dirigió: Alcalá de Henares, Medinaceli (Soria), Castell Formós (Lérida), San Baudelio de Berlanga (Soria), Calatrava la Vieja (Ciudad Real), Numancia (Soria), Tiermes (Soria), Alcázar de Toledo, y en el extranjero, Qusayr Amra (Jordania) y Abou Horeira (Siria), algunas de ellas codirigidas con otros colegas.
El Madrid islámico atrajo también su consideración, dedicándole varios trabajos. Especial sintonía mostró en su estrecha colaboración con los arqueólogos medievales portugueses de Mértola y otros yacimientos del país.
Huella profunda dejó su labor en el MAN, desde su traslado a este Museo, que se hallaba inmerso en un proceso de radical transformación, concebida y guiada por el entonces Director del Centro, el profesor Almagro Basch. Zozaya se encargó de diseñar el montaje de las salas de exposición permanente dedicadas a la cultura andalusí y el resultado fue considerado modélico. Supo ensamblar en clara ordenación cronológica la arquitectura y arte que de aquella época cultural atesoraba el MAN.
Junto a la exposición, destacan sus estudios continuados, bien de conjuntos como los candiles y platos y jarros cerámicos, o de piezas singulares, como el sublimador, la lipsanoteca, el candil de Salomón, entre otras.
Varias son las distinciones que recibió: Miembro correspondiente del DAI de Berlín y de la Hispanic Society de Nueva York, Miembro de Honor del Instituto Hispano-Árabe de Cultura, en Madrid y Vocal del Comité Internacional de la Asociación de Cerámica Medieval en el Mediterráneo Occidental.

Luis Balmaseda Muncharanz