Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Jarduerak
  3. Pieza del mes
  4. Las Vidas de los Objetos
  5. Cratera de Ariadna y tapa íbera. Cenizas íberas en vasos griegos

Cratera de Ariadna y tapa íbera. Cenizas íberas en vasos griegos

Domingos, 4, 11, 18 y 25 de febrero. Punto de encuentro, 11:30. Previa recogida de entrada gratuita en taquilla desde una hora antes del inicio. Aforo: 20 plazas

Pieza del mes

Pulse para ampliar

Sala 10, Vitrina 18

La cratera de Ariadna es un vaso griego decorado con la técnica de figuras rojas, elaborado en Atenas en el siglo IV a.C. Sin embargo, apareció muy lejos de su lugar de origen y desempeñando un uso totalmente distinto a aquel para el que había sido diseñado originalmente: no se usaba como vaso para mezclar vino y agua, sino como una urna cineraria en una tumba de la necrópolis de Villaricos (Cuevas del Almanzora, Almería).

Por esta razón, la cratera se cubrió con una tapadera de cerámica ibérica, una solución local buscada o diseñada expresamente para este nuevo uso del vaso. En ese sentido, es muy posible que la escena principal, la recepción de Ariadna por parte del tíaso de Dionisos, fuese reinterpretada en clave funeraria como representación de la llegada al Más Allá.

Se trata de un excelente ejemplo de cómo los iberos reutilizaron, adaptaron y reinterpretaron estos vasos para convertirlos en urnas cinerarias. Ilustra además el elevado prestigio que la cerámica ática adquirió en Iberia, especialmente durante los siglos V-IV a.C. Su consideración fue tan elevada que provocó que aquellos que podían permitirse poseer estos recipientes, los convirtiesen, al final de su vida, en su última morada.

Directo en Instagram: Lunes, 26 de febrero. 12:00. Instagram Nueva ventana

Subir