Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Exposición
  3. Percorridos tematicos
  4. De la dracma al euro
  5. El denario ibérico. Moneda e identidades indígenas

Inicio

El denario ibérico. Moneda e identidades indígenas

Sala 17, vitrina 1 Denario de Bolskan (Huesca). Hacia 150-100 a.C. Plata. Pulse para ampliar Denario de Bolskan (Huesca). Hacia 150-100 a.C. Plata.

Entre los siglos III y I a.C., más de 150 ciudades hispanas acuñaron moneda. Sus emisiones son el mejor testimonio de la diversidad cultural y política de Iberia, objetos indispensables para reconocer las distintas realidades que romanos y cartagineses encontraron en la Península y, también, el avance progresivo de la romanización.

Más allá de su función económica, las monedas son un símbolo de identidad. Por ello siempre exhiben los nombres de las ciudades emisoras, ya sea en escritura ibérica, fenicia, griega o latina. Algunas de ellas habrían desaparecido por completo de la historia si no fuera, precisamente, por estas pequeñas piezas metálicas.

La enorme diversidad de emisiones monetarias de esta época revela un territorio muy complejo, organizado en ciudades-Estado que acuñan su propio dinero, a veces ajustándose al sistema de Roma, a veces ciñéndose a su tradición cultural, manifestando tanto su independencia como la adhesión al nuevo poder.

Entre estas monedas están los “denarios” y “ases ibéricos”, que ostentan una cabeza masculina y un guerrero a caballo, junto a inscripciones en escritura ibérica. Acuñados por iberos, celtíberos y otros pueblos de lo que los romanos llamaban la Hispania Citerior (aproximadamente, la mitad norte de la Península), desconocemos sus nombres indígenas y de ahí que se les llame por nombres latinos.

Subir