Introducción

Nuestro recorrido partirá de la Prehistoria, hasta llegar a Grecia y Roma, donde veremos el mayor número de piezas. El mundo grecolatino nos ha dejado numerosos testimonios escritos y visuales de algunas prácticas eróticas y expresiones de género que hoy identificaríamos con el ámbito queer o LGTBIQ, y por ello podremos detenernos más en estas salas

Pero, ¿por qué nos paramos allí? ¿Acaso no había diversidad en la Edad Media o Moderna? Desde luego que hubo personas que tuvieron relaciones homosexuales y personas que no se identificaron con el género que la sociedad les imponía en estas épocas. Pero los testimonios visuales de esta diversidad que conservamos en el museo son mucho más escasos. Esta escasez de testimonios y la limitación de este itinerario nos sirven de recordatorio inicial de que muchas de las versiones de la diversidad humana han sido perseguidas, condenadas, e invisibilizadas en muchas culturas y periodos históricos. La historia del rechazo, la persecución y la invisibilización también es parte de la historia queer.

¿Y por qué incluimos la prehistoria y la protohistoria? Pues precisamente para recordar que, a pesar de todo, la diversidad ha existido siempre, y es imprescindible tenerla en cuenta para poder hacer historia y arqueología rigurosas.

Dado que hablaremos de épocas muy lejanas, evitaremos utilizar categorías actuales. Así, no hablaremos de personas estrictamente gays, bisexuales, o transgénero, porque estas son categorías que, aunque importantes en nuestra sociedad, nos pueden limitar para conocer los matices y diferencias del pasado. En su lugar, hablaremos de amor y atracción entre personas del mismo sexo, de expresiones de género complejas y fluidas, y de investigación sobre las relaciones entre sexo y género.

Conviene recordar que igual de inadecuadas son las categorías de heterosexual y cisgénero para conocer el pasado, y que sin embargo éstas han dominado, de manera implícita y explícita, la investigación histórica desde el siglo XIX, y siguen teniendo hoy día enorme peso. La historia y la arqueología queer se han ocupado precisamente de cuestionar asunciones y prejuicios, y de hacer una investigación rigurosa sobre la riqueza de la experiencia humana en la historia.

Siguiente QR. Planta 0, Sala 5, Vitrina 5.8 >

Subir